Es cierto que los litorales mexicanos son tan extensos, tan ricos en su particular geografía, que la tarea de destacar las playas más atractivas es una tarea que siempre resultará insuficiente. No obstante, hay ciertas playas que por sus características naturales son una garantía de goce turístico y por ello ameritan ser recomendadas. Son paraísos de tropical encanto que no siempre reciben la proyección turística que ameritan.  Por ello, dedicaremos los párrafos siguientes en ofrecerles una pequeña selección de playas que cuentan con las cualidades suficientes para ser incluidas entre las mejores que pueden hallarse en México. 

Maruata, en el estado de Michoacán, es un lugar en el que la naturaleza causa una honda impresión por su pureza silvestre y sus paisajes hermosos. Grandes formaciones rocosas definen el entorno de esta playa de ambiente solitario, casi virgen. Se trata de un santuario de paz y tranquilidad, ideal para aquellos vacacionistas en busca de olvidarse de sus problemas y relajarse al máximo. 

Marquelia, en el estado de Guerrero, es un sitio realmente hermoso, en una región del país que abunda justamente en playas de notable estampa. Se trata de una playa de gran extensión que cuenta con un oleaje de moderada intensidad. Tiene una rica variedad de fauna, ya que es frecuentada por mantarrayas y pequeños escualos. Por lo anterior, Marquelia se perfila también como un lugar de gran potencial para el turismo de naturaleza. Vale la pena dar largos recorridos por esta playa, en plan romántico, en compañía de nuestra pareja, para admirar las puestas de sol. 

Mahahual, en el estado de Quintana Roo, es muy diferente a otros lugares vacacionales del Caribe Mexicano, como Cancún o Playa del Carmen. Se localiza cerca de la barrera arrecifal de Banco Chinchorro, la segunda de mayor tamaño en el mundo, por lo cual es una playa excelente para disfrutar del submarinismo, en especial para admirar corales y peces multicolores. 

Por supuesto, Cancún no podría faltar en un listado de las mejores playas de México. Es un lugar de veraneo en las costas de Quintana Roo que no solamente es atractivo por sus espectaculares zonas costeras, sino también por su muy completa oferta hotelera. Por ejemplo, les sugerimos alojarse en el hotel Oasis Cancún Lite, el cual, por sus accesibles precios, es tan recomendable como el Aquamarina Beach, otro estupendo centro de hospedaje en México.