Cancún es un auténtico paraíso, un rincón para el veraneo que concentra en su entorno geográfico las principales cualidades del Caribe Mexicano. En efecto, si lo que se desea experimentar durante las vacaciones es un sol radiante, ambientes costeros de gran pureza natural, paisajes espectaculares, la refrescante brisa marina y otras maravillas del Caribe, entonces Cancún es el sitio turístico perfecto. A continuación, les comentaremos acerca de los atractivos más imperdibles de Cancún, uno de los principales centros de veraneo del continente. 

Cancún nos brinda un conjunto de amenas y variadas actividades que conjuntan naturaleza, cultura y variadas tradiciones. No obstante, si hay algo por lo cual vale la pena visitar este centro de veraneo del Caribe, se relaciona con sus preciosas playas. Visitar estas zonas costeras es todo un obsequio para los sentidos, en especial por sus características naturales. Las playas cancunenses más famosas: Delfines o El Mirador, Ballenas, Chac Mool, Marlín, etc, cuentan con las condiciones más propicias para tener abundante relajación y esparcimiento. 

Además de lo anterior, las playas de Cancún destacan también por su conveniencia para la práctica del submarinismo en todas sus vertientes. Desde cavernas submarinas hasta cenotes, desde arrecifes a mar abierto a grandes estructuras coralinas donde tienen su hábitat particular variadas especies de plantas y animales de las profundidades. Cancún cuenta con varios sitios imperdibles para la práctica del buceo y el esnórquel, como, por ejemplo, el Gran Arrecife Maya, el arrecife de Banderas y el que se ubica en El Bajito, justo al norte de Punta Cancún. 

Para fines de alojamiento en este destino caribeño se hallarán opciones muy interesantes, como, por ejemplo, el hotel Grand Oasis Cancun, uno de los más populares del rumbo por sus excelentes instalaciones y atractivos costos de hospedaje. 

Otra de las maravillas naturales de la región es la Laguna Nichupté. Tiene una extensión aproximada de 3 mil hectáreas y es la morada de variadas especies de animales como cocodrilos, peces, aves, anfibios y crustáceos.

Resulta muy agradable dar largos paseos en lancha con fondo de cristal por todo el entorno de la Laguna Nichupté para así disfrutar al máximo de los atractivos silvestres del lugar y posteriormente comer algunos de los antojitos más representativos de la costa quintanarroense en alguno de los rústicos restaurantes de la zona.