En lo que sigue comentaremos acerca de las posibilidades de compras que tienen para realizar los turistas en Sayulita. Cuando se menciona este paradisíaco lugar del estado de Nayarit, lo primero que viene a la mente son playas preciosas, de esas que solo se encuentran en el hermoso entorno de la Bahía de Banderas. A continuación se piensa en una comunidad pequeña y pintoresca, pero al mismo tiempo, ecléctica y sofisticada. Lo que propicia esta curiosa combinación es que, en Sayulita, conviven indígenas de las etnias huichol y cora con viajeros legados de Estados Unidos, Canadá y diversas naciones europeas. También es factor, el hecho de que en este sitio existan numerosas galerías de arte, boutiques y gratas tiendas de artesanías.

Precisamente estas últimas son lugares en donde se pueden hacer compras muy interesantes en cada ocasión que se visite Sayulita. En este encantador rincón de Nayarit, los habitantes han sabido preservar sus más arraigadas tradiciones, costumbres y rasgos culturales, a través de numerosos festivales y eventos llenos de folclor. Muchos de estos últimos se relacionan con las tradiciones artesanales de Sayulita y en general de toda esta zona del Pacífico Mexicano. Por este motivo, comprar artesanías de Sayulita es un poco como llevarse a casa una preciosa porción de la esencia de su gente.

En esta comunidad de la provincia mexicana, los viajeros tendrán a su alcance rústicas tiendas de artesanías, con bellas creaciones de los indígenas locales y los artistas nayaritas. También son ponderables los trabajos en cerámica que se elaboran por esta parte de México. Es imposible no tener una inmejorable vivencia turística al pasear por la plaza principal de Sayulita en una salida de compras. Pero lo mismo sucede cuando se pasea por las playas del lugar, con sus cómodas palapas y los preciosos ocasos que desde allí pueden contemplarse.

De tal manera que, tanto quienes visiten Sayulita con el propósito principal de conseguir artesanías y otros productos de la región, como quienes visiten este destino para aprovechar sus playas, con fines de descanso o de diversión, jamás quedarán defraudados. Y es que esta comunidad nayarita, que alguna vez fuera no más que una villa de pescadores y recolectores de cocos, con el tiempo se ha convertido en uno de los destinos turísticos más promisorios de la Riviera Nayarit y una excelente alternativa para ir de compras y divertirse al máximo, con toda la familia.