No es fácil hacer un recuento de los muchos lugares de interés que se encuentran en las cercanías de Sayulita, por estar tan cerca de sitios como la Riviera Nayarit, Puerto Vallarta, Bahía de Banderas o San Sebastián del Oeste. En el caso de esta última opción, estamos ante un lugar verdaderamente encantador. San Sebastián es una población pequeña y pintoresca de origen minero que se localiza en el corazón de la Sierra Madre Occidental. Durante los tiempos de la Nueva España, San Sebastián se constituyó en uno de los principales centros mineros del Occidente de México. Es un destino turístico hermoso que nos presenta un entorno propio del México de la Colonia.

Ubicado a una altura superior a los 1480 metros, San Sebastián tiene escasos habitantes pero numerosos pinos: es un lugar fascinante por sus condiciones naturales, su historia y sus tradiciones. Y si bien en la actualidad las minas ya no existen, todavía se pueden contemplar restos de ellas en los márgenes del pueblo. De lo mejor que se puede visitar en esta comunidad, tenemos por ejemplo, la iglesia en honor de San Sebastián, el histórico zócalo y el museo de Doña Conchita.

También aconsejable para visitar en el marco de unas vacaciones en Sayulita, destaca Puerto Vallarta, la segunda bahía de mayor tamaño en América del Norte, con sus más de cien millas de zona costera. Estamos ante un auténtico paraíso, en donde se pueden practicar los deportes náuticos más populares, así como también divertidas actividades ecoturísticas. Los visitantes en Puerto Vallarta, joya turística del estado de Jalisco, tienen la oportunidad de practicar, desde la observación de cetáceos, hasta el parasailing; desde los saltos en bingee sobre las aguas del Pacífico, hasta el trepidante windsurfing y desde la pesca deportiva y el buceo, hasta el adictivo jet skiing.

Por lo que se refiere al surf en específico, las playas de Puerto Vallarta son excelentes para esta actividad náutica, aun cuando son tranquilas y seguras para nadar, durante todos los meses del año. Al sur de Puerto Vallarta se localiza Mismaloya, la cual es una ensenada un tanto escondida con una playa preciosa y aún más allá, todavía, tenemos Boca de Tomatlán, la última de las playas de la región, y que se define por su tranquilo ambiente, sus restaurantes de mariscos y su entorno propicio para nadar y para practicar el buceo o el esnórquel.